Cómo calcular el finiquito

Se conoce como finiquito al documento en el que aparecen reflejadas las cuentas que la empresa tiene pendientes contigo una vez dejas de trabajar en ella. Te enseñamos a calcularlo.

 Se trata de una liquidación de obligado cumplimiento, tanto si te despiden como si decides dimitir por voluntad propia. La compañía debe liquidarte los días trabajados del mes, así como las vacaciones de las que no has disfrutado y las pagas extra.

¿Qué conceptos incluye el finiquito?

Por lo general este documento se entrega cuando terminas la relación laboral con la empresa para la que trabajas. En algunos casos también se entrega en casps de excedencia por si el empleado no se reincorporase.

En el finiquito deben aparecer reflejados los siguientes conceptos.

  • Salario de los días del mes trabajados: la empresa tiene que pagarte el sueldo proporcional a los días del mes que has prestado tus servicios. Si te ha comunicado tu despido con preaviso, de igual forma te tiene que abonar los días que vayas a trabajar.
  • Horas extras: si la compañía te debe algunas horas extras, debe abonártelas en el finiquito.
  • Vacaciones: también tienes derecho a cobrar los días de vacaciones que tengas pendientes.
  • Pagas extra: el cálculo de las pagas extra depende de si están prorrateadas o no.
  • Otros pluses: en la gran mayoría de los casos el cobro de los pluses se da en función del tiempo que hayas trabajado en la empresa.

¿Qué plazo hay para recibir el finiquito?

Plazo recibir finiquito

Todo trabajador por cuenta ajena tiene derecho a recibir el finiquito, sea cual sea el motivo por el que se ha puesto fin a la relación laboral con la empresa. Tampoco depende del tipo de contrato.

Si el finiquito se da porque te han despedido o porque se te ha acabado el contrato, lo más habitual es que la empresa te lo entregue junto con la carta de despido, en caso de que no te hayan dado tiempo de preaviso. En cambio, si la compañía te ha avisado con antelación, recibirás el finiquito el último día de trabajo.

En caso de que hayas decidido por propia voluntad dejar de trabajar para la empresa, también recibirás el finiquito tu último día de trabajo.

Puedes recibir el dinero en mano o a través de una transferencia a tu cuenta bancaria. En el segundo caso es importante que antes de firmar el documento te asegures de que efectivamente has recibido el finiquito. Si no has recibido el dinero añade a la firma “cantidad no recibida”. Luego, tienes un año para reclamar la cantidad que te corresponde.

También tienes que prestar atención a que la fecha del documento sea correcta. Debe ser la misma que la del día en que firmas ya que las cantidades se calculanen función de la misma.

Cálculo del finiquito

Calculo finiquito

Para calcular el finiquito necesitas tres datos: tu salario del último mes, las vacaciones que tienes por derecho y de las que todavía no has disfrutado, y las pagas extras.

Vamos a suponer que tu salario base al mes es de 1.500 euros, con un plus de 125 euros. Además, tienes derecho a dos pagas extras de 1.160 euros cada una. Has trabajado hasta el día 10 de mayo.

Salario

Lo primero que debes hacer es calcular lo relativo al salario. Debes sumar 1.500 euros de sueldo base + 125 euros de plus = 1.625 euros. Luego, tienes que dividirlo entre 30 días. El resultado es de 54,16 euros diarios de salario.

Si el último día que has trabajado en el mes de mayo es el 10, sólo tienes que hacer la siguiente operación: 10 x 54,16 = 541,6 euros.

Vacaciones

Tienes derecho a 30 días de vacaciones por año trabajado. Así, si durante el año has trabajado 130 días, el cálculo es el siguiente: (130 * 30) / 360 = 10,83 días de vacaciones.

Luego, debes multiplicar los días de vacaciones por el sueldo diario: 10,83 * 54,16 = 586,55 euros.

Pagas extras

Y, por último, en lo relativo a las pagas extras, los trabajadores por cuenta ajena tienen derecho a dos anuales. La de Navidad se devenga el 1 de enero del año en curso y la de Verano a partir del mes de julio del mismo año.

Es importante que conozcas si las pagas extras están o no prorrateadas en tu nómina. Si es así, no tienes que hacer el cálculo de las mismas.

Como has trabajado hasta el 10 de mayo (130 días), tienes derecho a la paga de Navidad, pero no a la de Verano. El cálculo es el siguiente: 1.500 / 360 = 4,16 -> 4,16 * 130 = 540,8 euros.

Resultado del finiquito

Lo que te corresponde por tanto de finiquito son 1668,95 euros. Es el resultado de sumar salario, vacaciones y pagas extra.

¿Y si tienes que pagar a la empresa?

Aunque pueda parecer extraño, hay casos en los que a la hora de calcular el finiquito tengas que ser tú quien pague a la empresa.

  • Vacaciones disfrutadas de más: si por ejemplo has disfrutado de los 30 días de vacaciones a los que tienes derecho si hubieses trabajado durante todo el año, pero acabas tu relación laboral antes de que acabe, la empresa te puede descontar esos días de vacaciones disfrutados de más.
  • Baja voluntaria sin preaviso: si quieres dimitir es obligatorio que emitas una cartas de baja voluntaria dos semanas antes del día que tienes pensado abandonar la compañía. En caso contrario, la empresa te piede descontar los días que te falten de preaviso.
  • Anticipios recibidos: si la empresa te ha entregado anticipios, puede reclamártelos en el finiquito.

¿Y si no estás conforme con el finiquito?

¿Y si no estás conforme con el finiquito?

En el caso de que la empresa te presente un finiquito con una propuesta de liquidación con la que no estás de acuerdo, debes firmar el documento con un “No conforme“. De este modo, tienes derecho a reclamar la compañía la cantidad que consideres. Puedes hacerlo incluso si ya has recibido la transferencia de la cantidad que la empresa considera oportuna.

Una vez firmado el “No conforme”, tienes que presentar una papeleta de conciliación ante el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación (SMAC). Se trata de un trámite mediante el cual puedes negociar los términos con los que no estás satisfecho.

Si aún así sigues sin llegar a un acuerdo con la compañía, el siguiente paso es presentar demanda ante el Juzgado de lo Social. Tienes 20 días hábiles para interponer la demanda, a contar desde la notificación de la carta de despido.

Es importante que conozcas cuáles son tus derechos y no te creas promesas tales como “firma y te arreglo los papeles del paro” o “si no firmas no tendrás paro”, entre otras.

Finiquito e indemnización

En ocasiones se confunden ambos términos, pero lo cierto es que son diferentes.

Por un lado, el finiquito es lo que la empresa tiene pendiente por pagarte del año. Y, por otro lado, la indemnización es una compensación de carácter económico que la compañía tiene que abonarte por haberte despedido de forma improcedente.

La indemnización depende de tres factores fundamentales: el salario, la antiguedad del trabajador en la empresa y el tipo de despido. Por lo tanto, la indemnización sólo te corresponde en caso de despido improcedente u objetivo. Sin embargo, el finiquito se entrega siempre, independiente del motivo por el que se haya puesto punto y final a la relación laboral.

Cómo calcular el finiquito
Puntúa este artículo