Cómo calcular el IRPF

Toda la información sobre cómo calcular el IPRF y por qué te retienen la nómina. También la retención del IPRF en autónomos.

En la nómina de un empleado por cuenta ajena uno de los conceptos más esenciales es el IRPF. La retención del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas es una especia de adelanto que los empleados aportan a la Agencia Tributaria sobre lo que luego les va a corresponder pagar cuando hagan la declaración de la renta.

Publicidad

Pues bien, resulta interesante conocer cuál es esa retención del IPRF que le corresponde a cada trabajador. De este modo, en el momento de hacer la declaración de la renta se evitan sorpresas desagradables.

¿Qué es el IRPF?

El IRPF, el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, es un tipo de tributo que grava la renta de las personas con residencia en España durante un año. Se trata de un impuesto progresivo; es decir, cuanto más dinero gana una persona, el porcentaje por el que tributa también es mayor.

La base imponible está compuesta por las diferentes rentas que puedes obtener como persona física.

  • Rendimientos del trabajo: es la parte más importante para la gran mayoría de las personas. En líneas generales, es el dinero que obtienes a lo largo del año por prestar tus servicios como empleado a una empresa.
  • Rendimientos de capital mobiliario: se consideran como tal a los beneficios obtenidos en cualquier tipo de entidad.
  • Rendimientos de capital inmobiliario: tal y como el propio nombre indica, son aquellos ingresos que obtienes a partir del arrendamiento de una vivienda o local.
  • Rendimientos de actividades económicas: son los ingresos que proceden de la actividad empresarial por cuenta propia.

¿Quién está obligado a presentar la Declaración de la Renta?

Quién está obligado a presentar la Declaración de la Renta

Lo primero que debes conocer es si estás obligado o no a presentar la Declaración de la Renta.

Cantidad mínima

Pues bien, en líneas generales no tienes obligación si ganas menos de 22.000 euros al año, siempre y cuando se cumplan una serie de condiciones.

  • Las ganancias anuales deben venir de un único pagador. En caso de que existan distintos pagadores, la suma del segundo y siguientes en ningún caso pueden superar los 1.5000 euros en conjunto.
  • Cuando los rendimientos de trabajo vengan de alguna de las siguientes prestaciones pasivas: pensiones de la seguridad social, prestaciones de planes de pensiones, seguros colectivos, mutualidades de previsión social, planes de previsión social empresarial, etc.

No tienes obligación de hacer la Declaración de la Renta si has ganado menos de 12.000 euros anuales con distintos pagadores. La principal condición es que los rendimientos del trabajo deben venir de más de un pagador y que la suma de la cantidad que percibas del segundo y siguientes supere los 1.500 euros al año.


También se aplica si percibes pensiones compensatorias de tu cónyuge o cuando percibas rendimientos íntegros del trabajo que estén sujetos a tipo fijo de retención.

Capital mobiliario e inmobiliario

Estás exento de declarar si tienes unos rendimientos del capital mobiliario y ganancias patrimoniales sometidas a retención o ingreso en cuenta, con un límite conjunto anual de 1.600 euros.

Tampoco tienes obligación de presentar el IRPF si tienes rentas inmobiliarias imputadas, rendimientos de letras del tesoro y subvenciones para adquirir una vivienda de VPO que sumen en conjunto 1.000 euros al año.

¿Por qué te retienen la nómina?

La Agencia Tributaria tiene establecido un sistema de retenciones que las empresas españolas tienen que llevar a cabo en las nóminas de sus trabajadores para su posterior ingreso en Hacienda. Para calcular dichas retenciones hay que tener un amplio abanico de aspectos en cuenta: salario, discapacidad, duración del contrato, circunstancia familia, etc.

Calcular el IRPF

Calcular IRPF

A la hora de calcular el IRPF, la Agencia Tributaria aplica una escala de porcentajes teniendo en cuenta todas las rentas que percibes, no únicamente las del trabajo. Es interesante destacar que este es un impuesto progresivo. Es decir, va aumentando en función del incremento de los ingresos.

Tabla de tramos IRPF 2019

Base ImponibleRetención
DesdeHasta
0€12.450€19%
12.450€20.200€24%
20.200€35.200€30%
35.200€60.000€37%
60.000€En adelante45%

El cálculo del IRPF se hace de forma escalonada. Vamos a ver un sencillo ejemplo.Imaginemos que tus rendimientos netos son de 23.456 euros. Pues bien, el cálculo se hace de la siguiente forma.

  • Hasta 12.450 euros se aplica el 19% = 2365,5 euros
  • Hasta 20.200 euros se aplica el 24% = 1860 euros
  • Hasta 23.456 euros se aplica el 30% = 976,8 euros
  • Total = 5.202,3 euros

Cálculo

En la calculadora del IRPF debes introducir una serie de datos relativos tanto a tu salario como a tu situación personal.

En primer lugar debes indicar cuál es tu salario bruto anual, pongamos por ejemplo 37.258 euros. Además, tienes que señalar cuál es tu edad, tu categoría profesional y la comunidad autónoma en la que resides.

A continuación, tienes que completar una serie de datos familiares: número de hijos menores de 25 años, mayores de 65 años y menores de 75 años a cargo, etc.

Datos calculo IRPF

En el siguiente apartado debes señalar su sufres alguna minusvalía de más del 33%. También tienes que indicar en la calculadora del IRPF si alguno de tus descendientes o mayores a cargo tiene un grado de minusvalía superior al 33%.

Minusvalias calculo IRPF

Una vez introducidos todos los datos, simplemente tienes que pulsar sobre la pestaña «Calcular». En cuestión de segundos estará hecho el cálculo y podrás conocer toda la información: cuota a pagar en el IRPF, cuota a la seguridad social, sueldo neto anual y tipo de retención en el IRPF.

IRPF de autónomos

IRPF de autónomos

Por  norma general los profesionales autónomos deben incluir retenciones del IRPF en sus facturas. Por norma es del 15%, aunque edepende en función del tipo de alta en la Agencia Tributaria. Hay algunos autónomos que no deben aplicar retencionnes del IRPF, aquellos que no están categorizados como profesionales sino que se han dado de alta en el epígrafo de actividades empresariales.

Desde el año 2015, los nuevos autónomos en actividades profesionales deben aplicar una retención del 7% en sus facturas tanto durante el año de alta como los dos años siguientes. Al tercer año la retención a aplicar es del 15%.

Merece la pena destacar que hay determinadas actividades cuya retención de IRPF es del 1 o 2 por ciento. Es el caso de las actividades ganaderas, agrícolas y forestales.