Cómo ser un buen líder

¿Quieres ser un buen lider? Existen habilidades que se pueden aprender para conseguir que en tutu grupo todos avancen en la misma dirección.

Un buen líder es aquel que es capaz de empujar y motivar a los miembros de su equipo de trabajo para unir fuerzas y lograr los objetivos planteados de una manera común. A lo largo de la historia son numerosos los ejemplos de líderes que, con una capacidad de convocatoria increíble, han conseguido movilizar a la masa y realizar importantes cambios sociales; es el caso de Clara Campoamor o Martin Luther King.

Publicidad

¿Qué es un líder?

En primer lugar es interesante conocer a qué se refiere el término líder. Pues bien, la palabta proviene del inglés leader, y hace referencia al hecho de conducir y guiar a los individuos que forman parte de un grupo, generando una cierta influencia en ellos.

El líder se encarga de planificar las actividades y tareas que debe llevar a cabo el grupo en conjunto, así como de mediar en los conflictos. Se ocupa además de introducir nuevas ideas y buscar otras perspectivas con el principal objetivo de alcanzar las metas propuestas. Por lo general, no asume él todas las funciones, sino que delega algunas de ellas en los miembros del grupo.

“Un buen líder lleva a las personas a donde quieren ir. Un gran líder las lleva a donde no necesariamente quieren ir, pero deben de estar” – Rosalynn Carter, ex Primera Dama de Estados Unidos

5 características de un buen líder

5 características de un buen líder

  • Enérgico: un líder es una persona enérgica, con iniciativa, capaz de transmitir las ganas de realizar un trabajo con voluntad al resto de miembros del grupo.
  • Comunicador: la comunicación es esencial en el liderazgo. Un buen líder debe saber comunicar sus ideas de forma clara, tratando de evitar malentendidos.
  • Entusiasta: es esencial que un líder sea entusiasta con su grupo para que éste se mantenga inspirado.
  • Empático: la empatía se define como la capacidad de ponerse en el lugar de otras personas. Una característica esencial en un bien líder es comprender los problemas de los demás y tratar de solventarlos de la manera más eficiente posible.
  • Inspirador: un líder debe ser capaz de hacer que todos los miembros del grupo le acompañen en cualquier reto o proyecto. Para ello, es esencial inspirarles, haciéndoles pensar, creer y vivir más allá del presente.

¿Líder nace o se hace?

Esta es una de las grandes cuestiones en el ámbito corporativo actual. Pues bien, lo cierto es que nadie nace sabiéndolo todo. No obstante, algunas personas tienen mejores aptitudes y cualidades para convertirse en grandes líderes, de modo que sólo necesitan algo de formación y entrenamiento.

Aún así, cualquier persona puede desarrollar sus dotes de liderazgo, trabajando ámbitos como la innovación, la comunicación o la motivación, entre otros.

Pautas clave para convertirte en el mejor líder

Pautas clave para convertirte en el mejor líder

Para convertirse en el mejor líder, hay una serie de pautas que es interesante conocer.


Escucha

La comunicación con tu equipo de trabajo es clave. No obstante, es importante recordar que la comunicación sea bilateral, en ambos sentidos. Es importante que des órdenes claras y directas, pero aún es más importante que escuches; sólo así conseguirás darte cuenta de la percepción que tienen los empleados acerca del proyecto.

Sé tu mismo

¿De qué sirve mostrarte ante tu equipo como alguien que no eres? Es indispensable que te muestres tal y como eres, ni más ni menos; transmitirás transparencia y claridad a tu equipo de trabajo, dos factores clave para que confíen en tí. Dentro de éste concepto es importante recordar que debes admitir tus errores cuando los cometas ante tus empleados.

Planifica

Un buen líder jamás vive al día. Tanto tú mismo como tu equipo de trabajo necesitáis una planificación temporal para lograr con éxito los objetivos generales de la compañía, así como los de vuestro proyecto en común. Para los empleados les resultará muchísimo más sencillo sacar lo mejor de sí mismos si tienen claro cuáles son los objetivos que persiguen con su trabajo y cómo van a alcanzarlos de una manera común.

Empatiza

Cada uno de los integrantes de un equipo de trabajo tiene unas características personales muy definidas; seguro que la situación personal y profesional de cada uno de ellos es muy distintas. Es importante que les conozcas y empatices con ellos. Sólo así conseguirás encontrar la mejor manera de comunicarte con ellos y motivarlos a ser más productivos.

Motiva

Una de las tareas principales de cualquier líder es motivar a su equipo de trabajo. Directamente relacionado con el punto anterior, es importante conocer a cada uno de los empleados para saber cuáles son sus motivaciones.

Líder VS Jefe

Líder VS Jefe

En ningún caso hay que confundir líder con jefe porque son dos figuras completamente diferentes. El jefe se presenta como una figura autoritaria mientras que el líder es una figura que actúa a modo de orientador y guía, que piensa en el bienestar conjunto del grupo.

  • Percepción de autoridad: para un jefe, la autoridad es un privilegio que le ha sido concedido gracias a su puesto de mando. No obstante, para un líder la autoridad es un privilegio que utiliza como una herramienta útil para su empresa, a través de la cual guía y orienta a los miembros del grupo.
  • Imponer y convencer: la influencia del jefe gira en torno a la imposición. En cambio, el líder se gana con sus acciones la simpatía y la voluntad de todos los que le rodean, de modo que su mando se basa en convencer y asesorar.
  • Organización: el jefe se encarga de distribuir las tareas y ordenar su ejecución, mientras se mantiene supervisando si son realizadas correctamente. El líder en cambio trabajo mano a mano con los miembros de su grupo, tratando de buscar la máxima motivación.
  • Cercanía: la relación del jefe con los empleados es totalmente impersonal, como simples números. Sin embargo, el líder se interesa por su vida tanto personal y profesional, y guarda respeto por la personalidad de cada uno.